Control Perimetral

 

El objetivo principal de la seguridad perimetral consiste en poder detectar de forma temprana cualquier novedad o anomalía que surja dentro de un perímetro definido. Esta detección debe dar tiempo suficiente para poder reaccionar y tomar acciones preventivas antes que pueda producirse un hecho delictivo o anómalo. La seguridad perimetral es una actividad de 24 horas al día 7 días a la semana por lo que los equipos electrónicos para el monitoreo han tomado gran auge en los últimos años.

 
El control perimetral constituye un detector inteligente permanente. Funciona de forma autónoma al emitir señales generadas por alguna tentativa de intrusión en el área restringida.  Estas señales son analizadas en tiempo real por un microprocesador digital de acuerdo a parámetros pre-establecidos y posteriormente son interpretadas por un software de control que digitaliza el mapa del perímetro correspondiente y luego transforma dichas señales en mensajes audibles y visuales.