Sistemas de Vigilancia Costera

La globalización ha llevado no sólo a un aumento significativo en el comercio internacional sino también a un aumento significativo de la delincuencia transfronteriza. El terrorismo internacional, el tráfico de personas y el contrabando de drogas son temas relevantes para las autoridades gubernamentales.    Estas actividades generalmente se desarrollan sobre las vías acuáticas. Por lo tanto las autoridades requieren conocer la identidad y las intenciones de objetos desconocidos en sus puertos, costas, y vías navegables.

 

Además, esto ha llevado a la imperiosa necesidad de obtener datos precisos y en tiempo real de la presencia y características de los buques/embarcaciones, su viaje, la tripulación, pasajeros y carga.  De allí la importancia de contar con un Sistema Integrado de Control de Tráfico y Vigilancia Costera.  Este sistema consta de estaciones de monitoreo que están ubicadas a lo largo de la costa.  El propósito fundamental de las estaciones de monitoreo es la detección y seguimiento de buques o embarcaciones pequeñas que incursionan en las áreas costeras.

 

Una estación de monitoreo generalmente está conformada por un radar, un sistema automático de identificación de buques y un circuito cerrado de televisión (CCTV).  Las estaciones de monitoreo a su vez pueden estar conectadas a un centro de comando regional o un centro de comando principal donde se encuentra el recurso humano que evalúa y toma las decisiones referentes al tráfico marítimo, a la vigilancia y a la protección de las costas.

 

*Retos Comunes

 

Generalmente para la puesta marcha de un Sistema Integrado de Control de Tráfico y Vigilancia Costera se tienen retos que son comunes a todos los países entre los cuales podemos mencionar:

 

Se tienen en operación estaciones de radares en algunos puertos y los mismos cumplen parcialmente con los estándares internacionales.

 

Las estaciones de radares trabajan independientemente sin ningún tipo de centralización.

 

Distintas autoridades gubernamentales tienen diferentes necesidades de información y generalmente las estaciones de radar proveen información parcial o incompleta para satisfacer estas necesidades.

 

Estaciones de radares con equipos de diferentes marcas que hacen complicada la integración de los mismos en un Sistema Integrado.

 

Estaciones de radares con equipos que han cumplido su vida útil y con tecnología que brinda muy poca cobertura.

 

Adición de nuevos radares con nuevas tecnologías que complican la integración con equipos con tecnología obsoleta.

 

Posible instalación de nuevas estaciones de radares donde no existan servicios públicos de electricidad y comunicaciones haciendo más difícil y costosa su puesta en operación e integración.

 

Falta de apoyo técnico en la operación, mantenimiento y reparación de los equipos.

 

Baja disponibilidad de repuestos.

 

Escasa capacitación tanto en la operación y mantenimiento aunado a la rotación de personal técnico especializado.

 

Sistemas de comunicación con bajo ancho de banda.

 

Una visión, en términos generales, de la puesta en marcha y operación de un Sistema Integrado de Control de Tráfico y Vigilancia Costera es:

 

Operación de un Sistema de Tráfico e Información Marítimo (VTMIS “Vessel Traffic Management and Information System”) que suministre información relevante y en tiempo real a las diferentes autoridades gubernamentales con un alto nivel de disponibilidad y confiabilidad.

 

Sistema que permita la integración de nuevas estaciones de radar en el futuro.

 

Sistema que cumpla con las normas internacionales tales como OMI, IALA, UIT y IEC.

 

Sistemas y equipos adecuados al medio ambiente (“tropicalizados”).

 

Equipos con inmediata disponibilidad de repuestos.

 

Capacitación continua del recurso humano en la operación y mantenimiento de los sistemas y equipos.

 

El objetivo del Sistema Integrado de Control de Tráfico y Vigilancia Costera es detectar, identificar y dar seguimiento (“tracking”) al tráfico de naves, sin distinción del diseño, tamaño y velocidad.   Este sistema proporciona información valiosa a diferentes autoridades gubernamentales tales como Guardacostas, Autoridades Portuarias, Policía de Puertos, Aduanas, etc.

 

La estación de monitoreo puede ser de dos tipos según su uso: Estación de Control de Tráfico Marítimo y Estación de Vigilancia Costera.

 

Las Estaciones de Control de Tráfico Marítimo se encuentran en los puertos, canales o áreas costeras que requieren dar asistencia a los buques durante su tránsito o embarque/desembarque en las áreas de interés.  Estas estaciones tienen recurso humano especializado en las tareas de tráfico marítimo.

 

Las Estaciones de Vigilancia Costera se ubican en la costa y su función principal es detectar y dar seguimiento a las embarcaciones.  Estas estaciones generalmente funcionan remotamente enviando información a un centro de comando regional o central.

 

Los componentes principales que conforman una Estación de Monitoreo son sensores:

 

Radar

 

Sistema Automático de Identificación de Buques (AIS por sus siglas en inglés)

 

Circuito cerrado de televisión o CCTV

 

Otros equipos pueden complementar las estaciones de monitoreo como sistemas meteorológicos y sistemas de comunicación según las necesidades particulares de las estaciones.

 

Las Estaciones de Vigilancia Costera pueden estar ubicadas en sitios remotos donde los servicios públicos como la energía eléctrica y las comunicaciones son limitados.  Cuando la energía eléctrica es limitada se pueden utilizar un sistema de generación eléctrica alternativo como el de energía solar.  Cuando no hay disponible un sistema de comunicación fijo (alámbrico) se diseña e instala un sistema inalámbrico para transmitir la data generada en la estación de monitoreo al centro de comando.

 

Para lograr la integración de las estaciones de monitoreo en un Centro de Comando se requiere un programa (“software”) robusto y escalable.  Este programa se conoce como un Sistema de Tráfico e Información Marítimo (VTMIS de sus siglas en inglés).  Generalmente el VTMIS integra diferentes tipos de sensores (radares, AIS, etc.) y de diferentes marcas comerciales haciendo posible la operación del sistema confiable y seguro.

 

*El Radar

 

El radar es un dispositivo que utiliza las ondas electromagnéticas para entre otras cosas medir distancia, dirección y velocidad de blancos u objetivos que pueden ser estáticos o móviles como los buques o embarcaciones marítimas.  Este dispositivo emite un pulso de radio que se refleja en el blanco y se recibe en el emisor.

 

Un sistema de radar básico consta de la antena o sensor, el transmisor-receptor, el procesador de señal y la unidad de presentación o despliegue.

 

La capacidad de detección de blancos depende de dos factores principales del sensor o antena y del procesador de señal que puede ser físico y/o con un programa (“software”) que analiza a través de algoritmos complejos las señales captadas por el sensor.

 

 

Sistema Automático de Identificación de Buques (AIS)

 

El AIS es una tecnología basada en transpondedor que permite el seguimiento de los buques de navegación marítima desde las estaciones en tierra y desde otras embarcaciones. Los AIS operan en la banda marítima de VHF y son capaces de enviar información como la identificación del buque, posición, rumbo, eslora, manga, tipo, y la información de proyecto, carga peligrosa, a otros buques y estaciones terrestres.

 

Estos informes y mensajes de los buques están normalmente en modo de emisión y  autónomo lo que significa que cualquier otro buque, aeronave o en estaciones de tierra que participan dentro del alcance de radio VHF puede monitorear las transmisiones y actualizar automáticamente los informes de cada embarcación participante.

 

Todos los buques SOLAS y los más de 300 toneladas de registro bruto están ahora equipados con clase A AIS.  En ese momento, la mayor parte del tráfico de buques en alta mar será capturado a través de AIS.

 

CCTV

 

El CCTV se utiliza para proyectar la imagen del blanco u objetivo localmente o remotamente en el Centro de Comando.  Generalmente se utiliza un sistema que permite la detección, reconocimiento e identificación de objetivos durante el día y la noche a través de una variedad de matices de color gris/oscuro.  El CCTV consta de una cámara de color para proyectar los blancos de día y una cámara térmica para proyectar los blancos durante la noche sobre una montura motorizada muy precisa que permite la movilidad de la cámara tanto horizontal como vertical.

El CCTV se integra con el radar de tal forma que automáticamente sigue el blanco u objetivo.  También, tiene la opción de ser operado manualmente a conveniencia del operador.